Yoga Maitri

logo
MENU

VOLVER A ENTREVISTAS

Amable Díaz

Expresidenta de la A.E.P.Y. y expresidenta del Cte. Pedagógico de la Unión Europea de Yoga

(...) ¿Es suficiente la formación de los profesores de yoga en el Estado?


Bueno, una formación es un proceso que permanece abierto, a lo largo de la vida profesional; sin embargo, creo que el programa de la UEY, que es el que aplicamos en la AEPY es bastante completo, sobre todo si hacemos más hincapié en las asignaturas complementarias y en una formación continua estructurada y programada de profesores y formadores.


¿Por qué se caracteriza el yoga mental?


El yoga mental se caracteriza por la aplicación de técnicas mentales (prathyahara, dharana y dhyana), que son, en lo sutil, lo equivalente al trabajo físico-corporal; una vez aplicadas, estas técnicas crean un estado mental y psíquico que le permite al practicante alcanzar unas condiciones nuevas de conocimiento, que le ayudarán a crecer y conocer lo que de esencial hay en sí mismo. Este es, para mí, el objetivo del yoga mental.


¿A nivel europeo, cómo se presenta el yoga? Su implantación y valoración social; ¿Qué inquietudes se perciben?


Lo que yo he percibido, durante los dos años como representante de la AEPY y luego cuatro años más de mandato al frente de la CP europea, es bastante semejante a lo que sucede en nuestro país: el yoga se concibe y se vive como una aplicación práctica (trabajo físico, energético y terapia aplicada), que mejora, de forma holística, nuestra salud. Y se ve también el yoga como un valor cultural, cuya filosofía de vida ayuda a alcanzar un cambio de actitudes que nos lleva a profundizar en la autenticidad de los valores del ser humano; a partir de ahí se puede abrir un amplio camino hacia la realización espiritual.


El yoga también se adapta a los tiempos ¿Cuáles deben ser las señas de identidad del yoga? ¿Cómo adaptarnos sin olvidar la tradición?


Es evidente que toda “adaptación” encierra siempre el peligro de la desvirtuación e incluso, adulteración; por ello creo que si queremos adaptar el yoga al mundo de hoy, debiéramos hacerlo buscando en cada técnica la esencia del yoga, sin caer en la trampa de acomodarlo “al gusto del occidental medio”. Dicho esto, nuestro “lenguaje” es decir, la forma de llegar a los demás con nuestra enseñanza, y que estos nos comprendan, puede actualizarse a fin de evitar anacronismos inútiles.


¿Qué significa la espiritualidad para el yoga?


El yoga, en su esencia, es ya en sí mismo, una experiencia mística que nos pone en contacto con la realidad de lo ilimitado, de lo intangible y lo no dual.


La AEPY es una de las asociaciones con más prestigio. ¿Por qué destaca y cuales son sus retos?


La AEPY es apreciada y respetada porque es una asociación democrática (en sus estatutos y en su gestión interna); el respeto a estos principios le ha permitido realizar una defensa del yoga y de su enseñanza, sin las interferencias de los personalismos o linajes yóguicos excluyentes. Sus retos, en el momento presente, consisten en motivar a los jóvenes a que participen en su gestión y dirección, y tal como lo hemos hecho siempre, velar por la esencia del yoga, tratando al mismo tiempo, de dignificar la condición del profesor y del formador de yoga, y de que la sociedad en la que vivimos valore el legado que esta disciplina representa.