Yoga Maitri

logo
MENU

VOLVER A ARTÍCULOS

"MEJORANDO LA CONEXIÓN CON LA REALIDAD"

Andrés Martín Asuero. Fundador del Instituto esMindfulness. Extractos de su libro "Sabiduría estratégica". (Gracias Andrés por tu disposición y a la Edit. Plataforma por su autorización)

"El mundo en un grano de arena,
el paraíso en una flor,
la eternidad en una hora y
el universo en la palma de mi mano."


WILLIAM BLAKE


QUÉ ES MINDFULNESS


Hemos visto, que la mente pone en marcha modelos mentales que orientan el pensamieto y la acción, manteniendo las cosas de una cierta forma. Si queremos actuar de forma más efectiva debemos profundizar en la naturaleza de los fenómenos, sean éstos problemas u oportunidades. Para ello es necesario una mayor concienciación de lo que ocurre, comprendiendo las relaciones causa-efecto, los intereses creados y las resistencias al cambio. Esta habilidad de concienciación la podemos desarrollar practicando Mindfulness o la Conciencia Plena, una forma sistemática de entrenar la capacidad de darse cuenta.


Mindfulness se puede traducir como «atención plena» o «atención consciente», términos poco habituales en castellano que precisan de algunas aclaraciones. Jon Kabat-Zinn, uno de los divulgadores de esta técnica, define Mindfulness como «la capacidad de prestar atención de forma particular, deliberadamente, momento a momento y suspendiendo los juicios». En el idioma chino, este término se expresa mediante dos ideogramas: presencia y corazón.


La expresión china apela a nuestra capacidad de estar presente de todo corazón con la realidad de cada momento, sea la que sea, renunciando a distraer la mente con juicios de cómo deberían ser las cosas, recuerdo de cómo eran las cosas o de cómo serán. Mindfulness es estar aquí y ahora.


Practicar la Conciencia Plena no es tarea fácil. Hay que mantener una intención deliberada y constante para vivir la vida que uno tiene delante, prestando ateción a la realidad tal y como ocurre de verdad, no como a uno le gustaría que fuera. Pero tiene sus ventajas en la medida de que una mayor conexión con la realidad pone en marcha procesos de autorregulación y adaptación que resultan en ma y or aprendizaje y en acciones más eficaces.


Mindfulness es uno de los recientes hallazgos de la medicina y de la psicología, aunque es una técnica que deriva de las prácticas de los monjes de Asia desde hace mas de veinte siglos. El resurgir del Mindfulness está avalado por muchos trabajos científicos que demuestran su utildad para prevenir y reducir el estrés o el malestar psicológico, que forma parte de muchos procesos de cambio. Desarrollando conciencia plena podemos evitar la sensación de «quemado» o burnout y mejorar la actitud negativa que se da en algunas profesiones.


La práctica del Mindfulness se suele realizar en dos contextos, uno es formal y consiste en entrenar la mente manteniendo concentración y resistencia para sostener la atención en el momento presente. Esta gimnasia mental se conoce como «meditación», pero no en el sentido de elaboración de ideas, sino en el sentido de entrenar la capacidad de contemplar de la realidad. Una forma de introducirse en Mindful­ ness es el ejercicio de atención en la respiración que recogemos al final del capítulo. Es un entrenamiento tan poderoso que si se realiza por espacio de treinta minutos al día se notan efectos positivos en su salud en pocas semanas.


Hay otra práctica del Mindfulness que se desarrolla en un contexto informal, y se puede aplicar en cualquier situación o tarea cotidiana, como propone Thich Nhat Hanh. Por ejemplo, cuando usted esté solo comiendo, en vez de tener su mente entretenida en leer una novela o distraída con la televisión o en ideas de aquí o allá, permítase comer con la atención plena en las sensaciones que experimenta comiendo, los olores, texturas y sabores. Conecte con el hecho de comer, la riqueza de nutrientes que atesoran los alimen­ tos, el hecho que comer forma parte de su salud. Disfrute y torne la comida como si eso fuera lo más importante del mundo en ese momento.


..............


MENTE EN MODO ACCIÓN


Según el antropólogo Steve Miller, hace unos seis mil años comenzó un proceso histórico por el cual los seres humanos empezaron a preocuparse seriamente por la acumulación de riquezas y el desarrollo material. Este proceso cultural ha creado una mente individual orientada hacia el tener, bien sea riqueza, diversiones o amistades y hacia el hacer, sea esto resolver problemas, realizar tareas o pensar constantemente en algo. Esta actitud orientada a la acción es responsable de todos nuestros avances tecnológicos en energía, medicina, agricultura, transporte y telecomunicaciones. Un desarrollo realmente extraordinario que todos disfrutamos.


Sin embargo, esa mente orientada a la acción tiene sus limitaciones cuando intenta resolver la insatisfacción fruto de causas internas, tales como las ideas que uno tiene sobre sí mismo o sobre cómo deben ser las cosas. En estos casos, como hemos visto antes, la mente intenta resolver la emoción negativa rumiando sobre el pasado o preocupándose sobre el futuro, sin llevarnos a ninguna solución. Este intento desesperado de resolver emociones negativas mediante la acción mental es uno de los responsables de las enfermedades del siglo XXI, es decir, el estrés y sus dos derivadas: la ansiedad y la depresión, que amenazan con convertirse en los principales problemas de salud laboral en unos pocos años.


Cuando se encuentre agobiado por tantos problemas y observe que su mente no descansa y que está dándole demasiadas vueltas a la cabeza, dese un respiro. Pare el modo mental orientado a la acción y conecte con el momento presente para cultivar la mente en modo ser. Como si durante unos minutos permitiese una tregua con todas sus preocupaciones y el universo pudiera ser exactamente como es en este momento. No hay nada que hacer, usted tiene todo lo que es preciso para vivir este momento, déjese llevar a ver qué pasa.


LA MENTE EN MODO SER


El modo ser no es mejor ni peor, simplemente es distinto y su utilización enriquecerá su vida. El modo ser resulta muy útil para facilitar momentos de recuperación y renovación, desde los que podrá ver nuevas posibilidades a las situaciones que vive. Es el modo mental que resulta de la conexión con el presente tal y como es, lo que le permitirá una mejor adaptación. Es el modo que resulta de la práctica del Mindfulness y que le permitirá obtener los siguientes beneficios.


1- Desconectar el piloto automático


Ese mecanismo que permite hacer una cosa, pero tener la mente en otra y que contribuye a desconectar del cuerpo y de lo que está ocurriendo para seguir incesantemente elaborando pensamientos sobre esto y aquello. En mis seminarios de reducción de estrés uno de los deseos que se formulan es el de poder desconctar. El piloto automático es un hábito que hay que reducir para tener capacidad de desconectar del mundo de los pensamientos y así conectar con la vida real.


2- Ver los pensamiientos como lo que realmente son: acontecimientos mentales


Las ideas o los pensamientos vienen y van, surgen por dis­ tintas causas y no tienen la entidad fija y estable que mu­ chas veces se les atribuye. Es lícito cambiar de opinión a la luz de nuevas evidencias, o de un mejor razonamiento. Una persona que nos parece desconfiada puede tener sus razones para serlo, y puede dejar de serlo si el contexto lo permite. La flexibilidad mental permite tolerancia y es importante para el cambio. Ello implica no aferrarse tanto a las ideas por sí mismas, sino considerarlas dentro de su contexto.


3- Aumentar su confianza e n sus capacidades y abrirse a nueva s posibilidades


Con la mente en modo ser no se intenta ser nadie distinto a quien uno y a es, lo que no e x cluye intentar sacar lo mejor de uno mismo. Intentando ser uno mismo y buscando la felicidad en lo que la realidad le ofrece aquí y ahora, que es la única posibilidad con la que realmente se cuenta. Con la mente en modo ser, al orientarse más hacia el presente, mejora la curiosidad y la apertura hacia nuevas posibilidades.


4- Mejorar la calidad durante un proceso, sin obsesionarse por el resultado


Recuerde que casi nunca puede una persona por sí misma alcanzar todo lo que se propone. Es imprescindible que se den ciertas circunstancias favorables para todo éxito. No obstante, una persona sí es responsable de su intención y de su atención al proceso. Por otro lado, obsesionarse con un objetivo puede impedir ver algunas barreras al mismo.


5 - Conocer sus límites


Sólo aceptando las cosas podemos intentar cambiar algo. Aceptar los límites de cada cual es fundamental para ser realista en los objetivos. No obstante, tener límites es una circunstancia de la persona, no una característica de su identidad, no se identifique con sus limitaciones, ni limite a otros. Pero cuidado, aceptar no es conformarse. Aceptar tiene emo­ ciones de apertura, curiosidad y esperanza, mientras que conformarse implica emociones de frustración e impotencia.


6- Cuidarse, tratándose con amor y cariño


Con la mente en modo ser podrá establecer una relación más positiva, con usted mismo, una relación que incorpore amor, paciencia y diligencia, con objeto de crear condiciones favorables para su proceso de cambio.


La Conciencia Plena es una gran herramienta para mejorar la conexión con la realidad, sus circunstancias, posibilidades y contexto. Le servirá para reducir el estrés de su vida y responder mejor a los desafíos de la vida. Además le aportará felicidad y armonía al aceptar la esencia de lo que uno es, con sus miedos y virtudes, conectando con las posibilidades del momento presente y sintiendo que uno sabe lo que depe hacer.


La Conciencia Plena es una herramienta fundamental para manejarse en entornos de cambio e incertidumbre. Es como una brújula que le dirá dónde está el Norte, su Norte particular, y le permitirá orientar su acción hacia los ámbitos donde es más eficaz. Pero para seguir avanzando en el proceso de cambio necesita otra herramienta poderosa y ést es la visión.


..............